Documento: Revisão dos Estatutos – Texto proposto pela Comissão de Revisão dos Estatutos

COMISIÓN   PARA   LA   REVISIÓN   DE   LOS   ESTATUTOS   DE   LA   CM

PREMISA

La Comisión para la revisión de los Estatutos de la Congregación de la Misión, nombrada por el Superior General el 19 de septiembre del 2005, había enviado a los visitadores, el 15 de octubre del 2006 una carta con un alegato en orden a una primera consulta. Recogidas las respuestas, la Comisión elaboró sucesivamente un texto que el Secretario de la dicha comisión, P.Giuseppe Turati presentó a todos los Visitadores de la Congregación durante el encuentro que los dichos Visitadores tuvieron en México en junio del 2007. Las valoraciones y las observaciones surgidas del trabajo de grupo de los Visitadores en México, fueron objeto de un atento estudio por parte de la Comisión que redactó un nuevo texto los días 25 y 26 de febrero del 2008.

El texto que se había envíado a las Provincias con vistas a las Asambleas domesticas y provinciales era el resultado de las indicaciones de la primera consulta del 2006, de las ideas expresadas por los grupos de Visitadores reunidos en México, y del trabajo de la dicha comisión.

Pero la comisión ha prestado una atención especial al material que llegó de las Asambleas provinciales. En el encuentro de Diciembre de 2009, la Comisión preparó el texto que ofrece a la Comisión preparatoria de la A.G. 2010 como  parte posible del Documento de Consultación de la misma Asamblea.

El texto se divide así:
I.         Artículos que deben ser eliminados.
II.       Artículos que deben ser modificados.
III.     Artículos o argumentos que deben ser añadidos
IV.      Propuestas particulares

I.  ARTÍCULOS QUE DEBEN SER ELIMINADOS

Según el parecer de la comisión, visto todo el material de las Asambleas Provinciales, no hay artículos que deban ser eliminados en los Estatutos actuales de la Congregación de la Misión.

II. ARTÍCULOS QUE DEBEN SER MODIFICADOS

Articulo vigente en los Estatutos

Texto propuesto por la Comisión teniendo en cuenta las contribuciones de las Asambleas Provinciales de 2009

Parecer de la Comisión

Art. 2

En el mundo de hoy, el ateísmo y el materialismo interpelan profundamente nuestra fe y los métodos tradicionales de evangelizar. Analicen, pues, seriamente los misioneros las causas de este fenómeno, convencidos de que en las presentes circunstancias se les pide un testimonio de fe personal más firme en Dios vivo y una búsqueda de nuevos caminos para realizar su vocación evangelizadora.

Art. 2

En el mundo actual, globalizado, existen múltiples factores y situaciones que ponen a prueba nuestra fe, y desafían los métodos tradicionales de evangelización. Analícenlos, pues, seriamente los misioneros, y consideren seriamene las causas de este fenómeno, convencidos de que eso les exige un testimonio de fe tanto personal como comunitaria más sólido en el Dios de Jesucristo vivo y encarnado además de exigírles también una búsqueda de caminos nuevos para realizar su vocacón evangelizadora de los pobres.

Art. 2

El texto propuesto valora en particular las aportaciones de las Provincias de Zaragoza, Ecuador, Mozambique, Puerto Rico y Rio de Janeiro.

Art. 5.1°

En lo tocante a las misiones «ad gentes» atiéndase a estas normas:
1.° Consecuentes con su responsabilidad, las Provincias, ya por propia iniciativa, ya por invitación del Superior General, ayúdense unas a otras;

2° ….

Art. 5.1º

En el apostolado misionero y de nueva evangelización, obsérvense las normas siguientes.
(…el resto del artículo no cambia)

Art. 5. 1°

Se ha aceptado la propuesta de la Provincia de Austria porque hace el texto más fuerte

Art. 7

§ 1.  Los misioneros tendrán especial cuidado de las asociaciones de laicos fundadas por San Vicente o que dimanan de su espíritu, pues como tales tienen derecho a que las asistamos y fomentemos

§ 2.  Si bien todos los misioneros deben estar preparados para prestar dichos servicios, es necesario, sin embargo, que haya algunos más versados en este cometido

§ 3.  Procúrese que esta animación tenga una dimensión espiritual, eclesial, social y cívica

Art. 7

§ 1. Los misioneros tendrán una solicitud especial en promover y asistir, en sus trabajos apostólicos, las asociaciones laicales vicencianas y las que hoy forman parte de la familia Vicenciana.

 

§ 2. Cada uno de los misioneros deberá estar adecuadamente preparado para prestar este servicio a las varias ramas de la familia vicenciana, y dispuesto a hacerlo cuando le sea pedido; además, cada Provincia se preocupará de preparar especialmente algún misionero para este servicio.

§ 3. El núcleo de este servicio debe ser la participación de la propia experiencia de fe, a la luz de las enseñanzas de la Iglesia y del espíritu vicenciano. Para que este servicio sea adecuado a las necesidades actuales, habrá que cuidar la necesaria formación técnica, profesional y  político-social ciudadana.

§ 4.  A la hora de cerrar casas préstese especial atención a facilitar la continuidad de los grupos laicales de la Familia Vicenciana.

Art. 7

Los párrafos 1-2 propuestos por la Comisión no han tenido ninguna propuesta de modificación.

Se acepta el párrafo 3 propuesto por la Provincia de Río de Janeiro ya que resume la aportación de las otras Provincias

La Provincia de Salamanca sugiere el párrafo 4 con el que la Comisión no está totalmente de acuerdo: algún miembro lo considera oportuno mientras que otro miembro lo considera demasiado detallado y cree que no parece apropiado para formar parte de nuestros Estatutos.

Art. 10. § 1

Entre las actividades apostólicas de la Congregación se cuentan las parroquias, con tal de que el apostolado que los misioneros ejerzan en ellas se avenga con el fin y la naturaleza de nuestro Instituto y venga exigido por el escaso número de pastores

Art. 10 § 1

Las parroquias quedan incluidas entre las obras apostólicas con la condición de que el apostolado ejercido en ellas esté en conformidad con los fines y naturaleza de nuestro Instituto (Polonia)

Entre las actividades apostólicas de la Congregación enumérense las Parroquias-misioneras. Son áreas de trabajo evangelizador más extensas situadas en medios rurales o en periferias pobres de las ciudades donde, por voluntad de los Obispos, se establece una referencia parroquial . (Río de Janeiro)

Art. 10. § 1

La Comisión no había propuesto ningún texto alternativo al que aparece en los actuales Estatutos.
Desde las Asambleas Provinciales 2009 han llegado dos propuestas diferentes que la Comisión somete al juicio de la Asamblea 2010 precisando que es más favorable a la primera (la propuesta por la Provincia de Polonia).

Art. 13

Los misioneros enfermos y los ancianos, como están unidos a Cristo paciente de manera especial, cooperan con nosotros en la evangelización del mundo. Los acogemos con gusto en la casa que se benefició de su trabajo. Pero el Visitador, atentamente considerado todo, proveerá lo que sea mejor para ellos

Art. 13

Nuestros misioneros enfermos, ancianos,  o en situaciones de especial necesidad por motivos de salud, unidos de modo especial a Cristo sufriente, participan en nuestro trabajo de evangelización del mundo. Les asistiremos con un cuidado especial. Cuando ya no sea posible acogerlos en la casa en la que han prestado su servicio, será responsabilidad del Visitador y su Consejo decidir oportunamente después de haber evaluado atentamente las distintas posibilidades y después de haber escuchado al cohermano necesitado de asistencia.

Art. 13

La formulación propuesta por la Comisión sintetiza las aportaciones de varias Provincias (Colombia, Zaragoza, Barcelona, Australia, Congo, Nápoles y La Provincia Oriental USA)

Art. 14 §1

Los misioneros obligados a vivir solos en razón del ministerio que les ha confiado la Congregación, procurarán pasar algunas temporadas en comunidad, a fin de disfrutar del bien de la vida comunitaria. Por nuestra parte mantendremos una estrecha relación con ellos para aliviar su soledad y les invitaremos diligentemente a compartir juntos algunas veces la vida fraterna y apostólica.

Art. 14 § 1

Los misioneros que viven solosprocurarán pasar algunas temporadas en comunidad, a fin de disfrutar del bien de la vida comunitaria. Por nuestra parte mantendremos una estrecha relación con ellos para aliviar su soledad y les invitaremos diligentemente a compartir juntos algunas veces la vida fraterna y apostólica.

 

 

Art. 14 § 1

El cambio ha sido solicitado por el P. Miles J. Heinen (Prov Occidental USA) porque  “los apostolados que exigen vivir solo están fuera del campo de nuestro carisma y no han de  ser aceptados como compromisos asignables oficialmente”. El Estatuto, en su nueva formulación todavía permite a un cohermano vivir por sí solo, pero sería una iniciativa del propio cohermano más que un encargo de la Congregación.

Aunque sin estar totalmente de acuerdo con las motivaciones del P. Heinen, la Comisión acepta su propuesta porque abarca más.

 

Art. 15

§ 1. Cumpliremos fielmente los deberes para con nuestros padres, pero con la moderación necesaria para realizar nuestra misión y guardar la vida de comunidad

§ 2. …

Art.  15

§ 1 Cumpliremos con fidelidad las obligaciones para con nuestros familiares, pero con la moderación necesaria para realizar nuestra misión y guardar la vida de comunidad

§ 2 …

Art. 15

La propuesta de modificación al § 1 tiene en cuenta una sugerencia de la Provincia de Puerto Rico.

Art. 16

El proyecto comunitario que cada comunidad confecciona en cuanto es factible, al comienzo del año de trabajo, ha de abarcar: la actividad apostólica, la oración, el uso de bienes, el testimonio cristiano en el lugar de trabajo, la formación permanente, los tiempos de reflexión comunitaria, el tiempo necesario de esparcimiento y de estudio y el orden del día. Todo esto se revisará periódicamente

Art. 16

El proyecto comunitario que cada comunidad confecciona en cuanto es factible, al comienzo del año de trabajo, ha de abarcar: la actividad apostólica, la oración, el uso de bienes, el testimonio cristiano en el lugar de trabajo, la formación permanente, los tiempos de reflexión comunitaria, la corrección fraterna, el tiempo necesario de esparcimiento y de estudio y el orden del día. Todo esto se revisará periódicamente

Art. 16

La propuesta recoge una sugerencia de la Provincia de Salamanca. La Comisión prefiere rechazar la alusión a la corrección fraterna como parte integrante del proyecto comunitario porque parece que cae fuera del asunto del proyecto.

 

Arts. 17 e 18

Art. 17.  La Asamblea Provincial concretará las normas prácticas de la pobreza en conformidad con las Constituciones y según el espíritu de las Reglas Comunes y del Estatuto Fundamental de Pobreza dado por Alejandro VII a la Congregación («Alias Nos supplicationibus»)

Art. 18. Cada Provincia y Comunidad local, teniendo en cuenta las diversas circunstancias, busquen el modo de guardar la pobreza evangélica y establezcan una revisión periódica sobre el mismo, teniendo por cierto que la pobreza es, no sólo el baluarte de la Comunidad (cfr. RC III,1), sino también condición de la renovación y signo del progreso de nuestra vocación en la Iglesia y en el mundo.

Arts. 17 e 18

Art. 17. La Congregación, recuperando la constante tradición vicenciana, considera muy importante el voto de estabilidad.
Las Provincias, las comunidades locales y cada misionero deben esforzarse seriamente en profundizar la comprensión del voto de estabilidad, que comprende la fidelidad a permanecer toda la vida en la Congregación, y la consagración total al seguimiento de Cristo evangelizador de los pobres.

Art. 18, § 1. La Asamblea provincial…. (texto del art.  17).
Art. 18, § 2. Cada Provincia… (texto del art. 18).

 

Arts. 17 e 18

Las modificaciones e integraciones propuestas por la Comisión sintetizan y aceptan las distintas aportaciones de las Provincias de Mozambique, Perú, Colombia, Ecuador, Polonia, Barcelona, Río de Janeiro y Chile.

 

 

 

Art. 25 b Art. 25 b

De los que carecen de voz activa y pasiva:

§ 1. Además de los nombrados en los cánones 171, § 1, nn. 3-4; 1336, § 1, n. 2 y en los arts. 70 y 72, § 2 de las Constituciones de la CM, carecen también de voz activa y pasiva los que, cuando tienen que ejercer el derecho de voz activa y pasiva en la Congregación o en la Provincia o en la casa, se hallan de algún modo ilegítimamente ausentes, a saber:
a) los que, sin el debido permi-so, se hallan ausentes de la Con-gregación, cuando su ausencia supera los seis meses;
b) los que obtuvieron el debido permiso, pero finalizado éste, no lo renovaron (Const. art. 72, § 2)
c) los que no se atienen a las condiciones establecidas por el Superior General o el Visitador cuando se les concedió el permiso de vivir fuera de la comunidad (Const. art. 67, § 1);
d) los que han sobrepasado los tres años de permiso, excepto en caso de enfermedad, estudios o apostolado ejercido en nombre de la Comunidad (cfr. Const. art. 67, § 2)

§ 2.— En los casos dudosos, el Visitador, con el consentimiento de su Consejo, determinará si el cohermano, habida cuenta de su situación en la Provincia así como del derecho propio de la Congregación y de las Normas Provinciales, tiene o no voz activa y pasiva.

§ 3.— Lo dicho de la voz activa y pasiva vale también para las consultas establecidas por el derecho propio de la Congregación y por las Normas Provinciales

Art. 25 b

La Comisión inserta aquí el texto ya aprobado por la 38ª Asamblea General (1992) cfr. texto latino en Vincentiana 36 (1992)

La Comisión no es contraria a sustituir el texto en el  apartado c) con la sugerencia de la Provincia del Congo que resulta más sintético :
c) los que incumplen los términos establecidos en su permiso para vivir fuera de la comunidad (cfr Const art 67 § 2);

La Comisión no acepta la Propuesta de la Provincia del Congo de suprimir el párrafo 2 de este texto, porque siempre ha habido y habrá casos dudosos, y no es cierto que las circunstancias sean siempre irrelevantes respecto a la claridad de los derechos propios de las personas.

La Provincia de USA Nueva Inglaterra propone hacer referencia al derecho de apelación por parte del cohermano. A la Comisión le parece superfluo porque se trata de una norma general del derecho.

 

Art. 28

§ 1. El Superior General, los Asistentes, el Secretario y el Ecónomo General y el Procurador General ante la Santa Sede, mientras dura su cargo, no tienen, a efectos jurídicos, Provincia propia.

§2. Lo mismo se ha de decir de los demás misioneros adscritos a la casa general, salvo el derecho de voz activa y pasiva, que retienen en su Provincia.

Art. 28

§ 1. El Superior General, los Asistentes, el Secretario y el Ecónomo General y el Procurador General ante la Santa Sede, mientras dura su cargo, no tienen, a efectos jurídicos, Provincia propia.
Para las elecciones conservan la voz pasiva en la Provincia de origen a discreción del Superior General.

§2. Los demás misioneros que trabajan en los distintos oficios de la Curia General pertenecen a todos los efectos a la Provincia de la que provienen y están adscritos a una de sus casas, con destino temporal en la Casa de la Curia General, bajo un convenio entre el Superior General y el Visitador de la provincia del misionero.

Art. 28

La comisión acepta esta propuesta de la Provincia de Nápoles porque su formulación no vincula al Superior General.

La Comisión opina que se pueda aceptar la propuesta de la Provincia de Zaragoza.

Art. 31

El Superior General, una vez terminado su cargo, elegirá libremente Provincia

 

Art. 31

El Superior General, una vez terminado su cargo, elegirá libremente Provincia
después de hablar con el Visitador concernido y con el Consejo de dicha Provincia.

Art. 31

La Comisión acepta la propuesta del Congo.

 

Arts. 32-33

32. La adscripción a la Provincia de destino puede ser por tiempo indefinido o limitado. Si la adscripción se hace por tiempo limitado, transcurrido éste, el misionero recuperará inmediatamente la adscripción a la Provincia de la que provenía, a no ser que los Superiores competentes, después de haber oído al interesado, determinen otra cosa a tenor de los Estatutos.

33. Redáctense los documentos y guárdense en los archivos de ambas Provincias. El Visitador de la Provincia de donde proviene el misionero notifique su nueva adscripción al Secretario General.

Art. 32

§ 1. La adscripción a la Provincia de destino puede ser por tiempo indefinido o determinado.

§ 2. Si la adscripción se hace para un tiempo determinado :

1 – Los dos Visitadores precisarán por escrito en un convenio los derechos y obligaciones del cohermano y de las dos Provincias.

2 – Elaborarán los documentos de transferencia que se guardarán en los archivos de las dos Provincias.

3 – El Visitador de la Provincia de la que ha sido transferido el cohermano enviará al Secretario General la notificación de la nueva inscripción

4 – Transcurrido el periodo establecido, el misionero recuperará inmediatamente la adscripción a la Provincia de origen a no ser que los Superiores competentes, después de haber oído al interesado, determinen otra cosa, siempre por escrito, a tenor de los Estatutos.

Arts. 32-33

La Comisión acepta la propuesta del Congo que reformula los artículos 32-33 uniéndolos y clarificándolos.

Evidentemente, el actual art. 33 quedaría suprimido por estar englobado en el 32.

 

Art. 41. § 1

Téngase en cada una de las Provincias un Plan de Formación, que ha de estar en consonancia con los principios aquí establecidos y con los documentos y normas dadas por la Iglesia, según las peculiaridades de cada lugar

Art. 41. § 1

Cada Provincia elaborará un plan de formación de acuerdo con los principios arriba indicados, con los documentos y normas de la Iglesia y con las Rationes formationis de la Congregación de la Misión, que responda a las distintas exigencias locales.

Art. 41 § 1

La Comisión ha recibido de la Provincia de Zaragoza una propuesta que habla de la “Ratio Formationis”  (en vez de  las “Rationes Formationis”) pero cree que el plural alude a la existencia de hecho de más “Rationes”.

Art. 43

El Seminario Interno puede realizarse en una o varias casas de la Congregación, escogidas por el Visitador con su Consejo

Art. 43

El Seminario Interno puede ser, según las necesidades, propio a cada una de las Provincias o común a varias Provincias. En ambos casos puede realizarse en una o varias casas de la Congregación, escogidas por los Visitadores interesados con el consentimiento del propio Consejo.

 

Art. 43

La Comisión ha reformulado el texto teniendo en cuenta las sugerencias de algunas Provincias (Colombia, Mexico, Tolosa, Congo).

La comisión no está de acuerdo con la fórmula propuesta por la Provincia de Zaragoza porque cree más lógico que se hable de las casas solo después de haber decidido si el seminario debe ser provincial o interprovincial
La propuesta de la Provincia de Zaragoza es la siguiente :
“El seminario interno puede realizarse en una o varias casas de la Congregación.
La casa dedicada al Seminario  Interno puede ser, según requieran las circunstancias, o propia de una sola Provincia o común a varias Provincias.
La elección de esta casa o casas corresponde al Visitador con su Consejo para el Seminario Interno de una Provincia y a los Visitadores con sus Consejos para el Seminario Interno de carácter interprovincial”.

Art. 51. 3°

… con el consentimiento de su Consejo y oídos los interesados, aceptar las misiones ofrecidas por la Santa Sede a la Congregación o, por el contrario, declinar las encomendadas;

Art. 51. 3°

…a. Con el consentimiento de su Consejo y oídos los Visitadores interesados, aceptar las misiones ofrecidas por la Santa Sede o por los Ordinarios del lugar a la Congregación, manteniéndolas bajo su propia jurisdicción o confiándolas a una o varias Provincias, o por el contrario, declinar las encomendadas.

b. Con el consentimiento de su Consejo, oídos los interesados, y consultados los respectivos Visitadores, constituir equipos misioneros bajo la propia jurisdicción o confiarlos a una o varias Provincias.

Art. 51. 3°

El texto ha sido aceptado con las aportaciones de las Provincias de Barcelona y Turín.

Art. 51. 14º-15°-16°

14º  Con su consejo, animar a las Provincias a participar en las actividades misioneras internacionales (obras, compromisos);

15º Constituir regiones con el consentimiento de su Consejo y oídas las partes interesadas;

16º Después de haber consultado a las partes interesadas, y con el consentimiento de su Consejo nombrar al Director General de las Hijas de la Caridad

Art. 51.14º-15°-16°

El punto 14º, ya aceptado, se ha integrado las sugerencias de la Provincia Oriental USA

Los puntos 15º y 16º se aceptan a sugerencias del P. Maloney

 

Art. 54

Los Superiores, los Visitadores y los demás oficiales de la Congregación, así como los Directores provinciales de las Hijas de la Caridad, cumplido el tiempo de su cargo, continúan en el oficio, por razón de buen orden, hasta que los sucesores les sustituyan.

Art. 54

Los Visitadores, los Superiores y los demás oficiales de la Congregación, así como los Directores provinciales de las Hijas de la Caridad, cumplido el tiempo de su cargo, continúan en el oficio, por razón de buen orden, hasta que los sucesores les sustituyan.

Art. 54

La Comisión se limita a invertir las figuras jurídicas aceptando la sugerencia de la Provincia del Congo. No incluye al Superior General como había sugerido la Provincia de Barcelona porque ya está previsto en el artículo 105 § 4 de las Constituciones.

 

Art. 55

§ 1. El Vicario General cesa en el oficio:
1°…
2°…
3°…

§ 2. Si el Vicario General se hiciese claramente indigno o…

Art. 55

§ 1. Además de lo establecido en las Constituciones de la C.M. 108-113, el Vicario General representa al Superior General en las Visitas Canónicas de las Provincias así como en las reuniones de la Congregación tanto continentales como regionales u en otras reuniones de la Congregación. El conocimiento de lenguas y las habilidades de liderazgo serán una gran ayuda para llevar a cabo estas obligaciones.

§ 2. (insertar el texto presente del párrafo 1 del Art. 55 de los Estatutos)

Art. 55

El postulado ha sido presentado por el P. John Cawley de la Provincia Occidental de USA.

La Comisión cree que el postulado no es necesario porque el Vicario General ya puede ejercer los compromisos que se le asignan. Cree además que si la Asamblea aceptase el postulado, debería formar un artículo aparte, puesto que trata de un asunto distinto de lo que trata el  Art. 55

Art. 57

Uno de los Asistentes Generales está especialmente encargado de las misiones «ad gentes»

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Art. 57

§ 1.   Los Asistentes Generales serán elegidos teniendo en cuenta, en la medida de lo posible, las grandes regiones en las cuales la Congregación está presente.

§ 2.  Para la elección de los Asistentes Generales se necesitará un método apropiado en el Directorio de la A. G.

§ 3. Para garantizar una representación adecuada de toda la Congregación, los Asistentes Generales serán almenos seis.

§ 4. Además de lo establecido en las Constituciones 115-118, los Asistentes Generales representarán al Superior General en las Visitas Canónicas de las Provincias así como en las reuniones de la Congregación tanto continentales como regionales u en otras reuniones de la Congregación. El conocimiento de lenguas y las habilidades de liderazgo serán una gran ayuda para llevar a cabo estas obligaciones.

§ 5. Cada Asistente se encargará de una área o de un conjunto de asuntos particulares (entre ellos : las Misiones “ad gentes” e internacionales, la Formación y la espiritualidad Vicencianas, la Familia Vicenciana).

§ 6. Uno de los Asistentes Generales está especialmente encargado de las misiones “ad genes”. Su tarea principal será fortalecer el espíritu misionero de los que trabajan en diferentes frentes misioneros, a través de visitas periódicas, información sobre lo que concierne a las misiones y la promoción de cursos y encuentros de formación misionera.

Art. 57

La Comisión:

  • Acoge la sugerencia de varias provincias (Colombia, Barcelona, Congo) de dividir el artículo en varios párrafos
  • Es indiferente sobre la sustitución de “grandes regiones” por “distintas regiones”  (como había sugerido la Provincia Oriental USA)
  • Somete a la evaluación de la Asamblea General :a –

    El párrafo 3 (propuesto por la Provincia de India Norte y en un postulado de la Provincia de Chile). La Viceprovincia de Nigeria pide que sean siete;b –

    El párrafo 4 (propuesto por el P. John Cawley de la Provincia Oriental de USA) sobre el que la Comisión no está de acuerdo puesto que los Asistentes ya hacen todo aquello que les pide el P. General.c –

    El párrafo 5 (propuesto por la Provincia del Congo); la Viceprovincia de Nigeria pide “que el número de Asistentes Generales se aumente hasta 7 de forma qeu los Asistentes Generales se responsabilicen directamene de las siguientes áreas : Delegado para la Familia Vicenciana, Director de comunicaciones,  (Vicentiana, Nuntia, etc), Delegado de la Formación Inicial, Delegado para la Formación Continua, Delegado de Misiones, Delegado de las páginas Vicencianas, Archivos, etc.” La Comisión piensa que esta petición es excesivamente detallada.

    • Acepta como párrafo 6 el texto propuesto por el Consejo General.

La Comisión presenta también el Postulado de APVC que dice :

1 – Que con relación a Constituciones 116, se cree un mecanismo para la elección de los Asistentes Generales que asegure la representación de todos los continentes donde está presente la Congregación de la Misión.

2 – Con relación a Constituciones 116, que cada Conferencia de Visitadores Provinciales nombre tres cohermanos de su área. Los nombres de estos cohermanos se someterán a votación de los delegados de la Asamblea General sin perjuicio del derecho de cada delegado a elegir a cualquier cohermano o cohermanos siguiendo el impulso del Espíritu Santo y los derechos de todos los cohermanos de la Congregación a ser elegidos.

3 – Que la reformulación del Art. 57 de los Estatutos (Const. 116,2) quede así :  “Los Asistentes Generales serán elegidos teniendo en cuenta las regiones donde está presente la Congregación de la Misión. Para conseguirlo y para que los delegados de la Asamblea  conozcan suficientemente a los candidatos para el oficio de Asistente General, que se detalle un método apropiado en el Directorio de la Asamblea General. Debe haber al menos 5 Asistentes Generales elegidos de entre  las distintas Conferencias de Visitadores de la Congregación de la Misión.”

Art. 67

Lo que se dice del Visitador en las Constituciones y Estatutos vale también para el Vicevisitador, a no ser que se determine expresamente otra cosa en dichas Constituciones y Estatutos, o en las normas y acuerdos de cada Viceprovincia.

 

Art. 70

El Vicevisitador tiene los mismos derechos, facultades y obligaciones que el Visitador, a no ser que expresamente se disponga otra cosa en las Constituciones y Estatutos.

Arts. 67 y 70

Las Asambleas Provinciales han confirmado el parecer de la Comisión de suprimir el art. 67, porque ya está claramente formulado en el art. 70..

 

Art. 68

§ 3. La Asamblea Provincial puede proponer a la aprobación del Superior General, con el consentimiento de su Consejo, una manera propia de elegir al Visitador. Pero tal elección debe tener al menos estas condiciones:
1.° que sea al menos para un trienio, pero no para más de un sexenio;
2.° que el Visitador elegido no esté en el oficio más de nueve años consecutivos;
3.° que se haga, al menos, por mayoría absoluta;
4.° que el modo de elección provea de una solución para los casos de empate.

Art. 68

§ 3. La Asamblea Provincial puede proponer a la aprobación del Superior General, con el consentimiento de su Consejo, una manera propia de elegir al Visitador. Pero tal elección debe tener al menos estas condiciones:
1.° que sea al menos para un trienio, pero no para más de un sexenio;
2.° que el Visitador elegido no esté en el oficio más de nueve años consecutivos;
3.° que en los dos primeros escrutinios se requiera la mayoría absoluta de los votos, descontados los nulos; en el tercer escrutinio, sin embargo, gocen de voz pasiva sólo los dos que en el segundo escrutinio obtuvieron el mayor número de votos, aún cuando ese número sea igual.
4º En los casos de empate de votos, téngase por elegido el primero de vocación o edad.

Art. 68

La Comisión acepta la sugerencia de subdividir  el artículo de forma que tenga 4 párrafos en vez de tres (como lo han pedido las Provincias de USA).

 

 

Art. 69

 

 

14° Hacer todo lo posible para que ningún miembro de la Provincia permanezca en un estado canónicamente irregular.

Art. 69

Además de señalar errores de ortografía en la traducción inglesa y del voto contrario de una sola Provincia (Zaragoza), no se han hecho observaciones por lo que se acepta el añadido con el punto 14º

Art 76

Si el Ecónomo Provincial no es Consejero, asiste al Consejo Provincial cuando es llamado por el Visitador, pero sin voto.

 

 

 

Art. 76

1ª  Hipótesis. Dejar el Artículo como está.

Hipótesis. Si el Ecónomo Provincial no es Consejero, participa en el Consejo Provincial pero sin derecho a voto.

Hipótesis. El ecónomo provincial, si no es también Consejero, participa en las reuniones del Consejo siempre que se traten cuestiones de orden económico o financiero, así como cuando se  tratan cuestiones legales con implicaciones económicas.

Art. 76

Puesto que las Asambleas Provinciales no se han manifestado a favor de ninguna de las tres hipótesis, la Comisión propone a la A.G. la 3ª como la más adecuada.

 

 

III. ARTÍCULOS O ARGUMENTOS QUE DEBEN SER AÑADIDOS

1 – Conferencias de Visitadores y/o de Provincias

No hay referencias en los Estatutos actuales Texto propuesto por la Comisión teniendo en cuenta las contribuciones de las Asambleas Provinciales de 2009 Observaciones de la Comisión
 

§ 1. Para favorecer la mutua comunicación, la colaboración en la misión y la formación vicenciana, los Visitadores de la Congregación de la Misión pueden constituir Conferencias por regiones y zonas geográficas o culturales sin que esto impida la existencia de las conferencias nacionales.

§ 2. Salvaguardando siempre la autonomía de cada Provincia y los principios de subsidiariedad y corresponsabilidad, las Conferencias de Visitadores promoverán la colaboración interprovincial y la unidad de la Congregación.

§ 3. Corresponde a cada Conferencia de Visitadores redactar y aprobar su propio Estatuto después de haberlo dado a conocer a los misioneros de sus respectivas Provincias. En él constatarán claramente los derechos y obligaciones de los Visitadores en relación con los misioneros y Provincias que representan. Posteriormente, será confirmado por el Superior Geeral y su Consejo.

 

La Comisión :

  • Acepta la sugerencia de hablar no solo de Conferencias de Visitadores  sino de Conferencias de Visitadores y/o Provincias, como han sugerido algunas Provincias (Venezuela y Chile) y una Conferencia (CLAPVI).

 

  • Acepta totalmente el texto formulado por la Provincia de Zaragoza porque parece más completo.

 

  • Acepta también la sugerencia de la Provincia de Barcelona de colocar el texto después del Art. 72 de los Estatutos.

2.    Proceso de unificación, división, o supresión de Provincias

La única sugerencia llegada de las Asambleas Provinciales es la de la  Provincia de Barcelona que pide a la A.G. 2010 que redacte un texto nuevo de Estatutos.

3.    Regiones y Superiores regionales.

Estatutos vigentes Texto propuesto por la Comisión teniendo en cuenta las contribuciones de las Asambleas Provinciales de 2009 Parecer de la Comisión
 

En los Estatutos no hay ninguna referencia a la Región ni al Superior Regional.

Una referencia se encuentra en las Constituciones, en el art. 125.5°, donde se dice que pertenece al Visitador ” con el consentimiento de su Consejo y después de consultar a aquellos a quienes afecta, y con la aprobación del Superior General, establecer un Superior Regional con potestad delegada”.

 

§ 1. La Región es un territorio que pertenece a una Provincia, con al menos dos casas, constituida con la aprobación del Superior General y encargada a la autoridad de un Superior Regional nombrado por el Superior Provincial (Visitador) con el consentimiento de su consejo y confirmado por el Superior General (cfr C 125,5º).

§ 2. Una Región puede ser constituida ya con vistas a conseguir su propia autonomía ya porque no está en condiciones de conservarla.

§ 3. El Superior Regional tiene la facultad delegada del Superior Provincial (Visitador) para favorecer la realización de la misión propia de la Congregación.

§ 4. La Región se constituye mediante una escritura que precise la facultad delegada y los compromisos recíprocos entre el Superior Provincial (Visitador) y el Superior Regional.

§ 5. Para ser erigida en vistas a convertirse en Viceprovincia o Provincia, es necesario que haya una probabilidad real y una perspectiva verdadera de crecimiento vocacional y de base económica para mantener la misión y los misioneros.

 

La Comisión propone una relación de todo el artículo teniendo en cuenta las aportaciones de distintas Provincias (Turín, Barcelona, India Norte, Provincia Oriental USA ,Austria).

La propuesta de la Provincia de Eslovenia (que un Superior Regional pueda ser nombrado también por el Superior General) no parece estar en la línea del principio de subsidiariedad.

4.    Personas sin votos en nuestras casas

La Comisión pasa a la Asamblea la propuesta que la Provincia de Austria ha presentado sobre este tema :
Como hay personas ajenas a la comunidad que cooperan totalmente con las actividades de los misioneros durante un tiempo limitado. que el Superior Provincial con su Consejo pueda concederles ciertos derechos como miembros durante un tiempo determinado.
Para saceerdotes, diáconos o personas religiosas, que se hagan contratos por escrito con sus obispos o superiores. Deben quedar determinadas las condiciones en cuanto  a los derechos de la seguridad social por parte del Superior Provincial que debe notificar al Superior General estas uniones temporales.
Si posteriormente estas personas se unen integralmente a la Comunidad, el tiempo de colaboración temporal se tendrá en cuenta para su formación.

La Comisión piensa que no debería haber “miembros temporales”  en la Congregación. Por razones de carácter pastoral y de reconocimiento, algunas personas pueden ser “asociadas”(quizá este concepto podría sustituir en la C.M. al antiguo concepto  de “afiliados” que tiene resonancias de masonería). En el caso de que esas personas vivan en nuestras casas, se suscita la cuestión de precisar los privilegios y los límites. Que la Asamblea discuta este tema y decida si quiere formular un artículo en los Estatutos a este respecto.

5    Elaboración de un plano pastoral

1 – La Congregación está siempre en proceso de planificar una pastoral misionera continua a tono con lo dicho en Constituciones 2.
2 – Después de haber recibido las respuestas de los participantes de la Asamblea General, el Suprior General y su Consejo promulgarán un plan pastoral misionero de 6 años para el mundo entero que incluya las distintas prioridades misioneras y las estrategias específicas a tener en cuenta en la Congregación a nivel internacional. Se hará una evaluación del plan especialmente al preparar la Asamblea General siguiente.
3 – Después de haber recibido las respuestas de los participantes de la Asamblea General, el Visitador y su Consejo promulgarán un plan pastoral misionero válido para entre 3 y 6 años que incluya las distintas prioridades misioneras y las estrategias específicas para envolver a los miembros de su Provincia. En cuanto sea posible, las Provincias de un mismo país o países adyacentes desarrollarán planes conjuntos de pastoral misionera.  Se evaluará el plan especialmente al preparar la Asamblea Provincial siguiente. (P. John Cawley de la Provincia Occidental de USA)

La Comisión piensa que esta propuesta es de difícil actualización a nivel de toda la Congregación, mientras que posiblemente sea realizable a nivel de una sola Provincia.

 IV.    PROPUESTAS PARTICULARES.

1 – Adscripción de los misioneros a una provincia y casa (Estatutos 28 al 34)

Ante la realidad de la colaboración interprovincial que facilita el que los misioneros de una Provincia sean enviados a trabajar a otra Provincia por un amplio tiempo se propone a la comisión de revisión de Estatutos de la CM que estudie la conveniencia y los posibles modos de explicitar los derechos de los misioneros en las Provincias de destino, sin perder toda vinculación con la Provincia de origen. (Provincia de Salamanca)

Parecer de la Comisión . No parece necesario establecer esta materia a nivel de Estatutos ya esta materia se puede arreglar mejor a través de convenios oportunos.

2 – Administración central (Estatutos 51 al 63)

Ante la realidad de los nuevos organismos aprobados por la curia general (oficina ante la ONU, ONG-misiones, CIF…) se propone que la comisión de revisión de Estatutos de la CM estudie la conveniencia y modos de explicitar la existencia y funcionamiento de estos organismos. (Provincia de Salamanca)

Parecer de la Comisión.  No parece oportuno establecer esta materia a nivel de Estatutos porque se trata de organismos en continua adaptación a la evolución de la realildad.

3 – Proceso de elección del Superior General 

Se han presentado distintas propuestas:

a – El procedimiento incluido en el Directorio de la A.G.2010, sección X (Consejo General)

b – Como preparación para la elección del Superior General, la Comisión Preparatoria escribirá una carta confidencial consultando al Superior General y a cada miembro de su Consejo, a todos los Visitadores y a cada miembro de sus consejos, a todos los miembros de la Asamblea General precedente, pidiéndoles que cada uno sugiera tres nombres como candidatos al oficio de Superior General. Dos días antes de la Asamblea General, la Comisión Preparatoria se reunirá, abrirá las cartas y procesará los resultados.                   A la luz de los resultados de estas consultas, preparará y presentará a los miembros de la Asamblea General al menos una semana antes de la elección, una lista de las 10-15 personas que han recibido el mayor apoyo en las consultas así como algunos datos biográficos de cada una de estas personas.
La Asamblea es muy libre de votar a cualquier otro cohermano que goza de voz pasiva (P. Maloney)

c -Con relación a las propuestas para el proceso de elección del Superior General se sugirió que los 10 candidatos con mayor apoyo se dirijan brevemente a la Asamblea General sobre su visión de futuro de la Congregación de la Misión. (Provincia de Nueva Inglaterra)

d – Con relación a la elección del Superior General, que la Asamblea General delibere en primer lugar las prioridades de la Congregación a nivel del mundo entero para los próximos 6 años y después que proceda a la elección del Superior General (Postulado de APVC y que lo ha propuesto aparte la Provincia de Filipinas).

Parecer de la Comisión. Sobre este asunto, la Comisión no expresa ninguna valoración.