I ENCUENTRO DE “SUPERIORES”
Santiago de Chile

Viernes 28, quinto día

Crónica

P. Robinson Silva, C.M

Hemos iniciado nuestra jornada con la celebración de la Eucaristía a la que se integró el rezo de los salmos de este día en la fiesta de los Santos Simón y Judas. Presidió el P. Luis Carlos Oliveira de la provincia de Curitiba;  nuestra celebración este día fue en portugués y con un bello canto a san Vicente al final de la misa.

c1

Después del desayuno nos dimos a la tarea de compartir las diferentes reflexiones que surgieron en los grupos; he aquí algunos elementos de lo reflexionado: que el superior es esa persona que se preocupa por buscar un justo equilibrio en todo, el que acoge a cada uno, el que crea climas de fraternidad, es paciente y comprensivo, es  la persona que trabaja conscientemente el valor del perdón y de la misericordia. Existen otros elementos que son fundamentales en la vida de la comunidad, como son: la oración, las comidas y el esparcimiento.   Se abordó luego el Proyecto comunitario y el tema de la obediencia en los superiores. El superior debe preocuparse de manera especial por los momentos de oración comunitaria, por su creatividad y procurando que sea fructuosa, centrada y armoniosa. Otro momento especial en las comunidades locales es el espacio para las comidas ya que es un momento para compartir. De igual manera,  los espacios recreativos, las salidas y los detalles  ayudan al sano esparcimiento. En esto juega un papel importante el superior quien debe tomar siempre la iniciativa.  En estos nuevos tiempos los  medios de comunicación y la tecnología son un reto que tenemos que enfrentar ya que su mal uso puede ser una amenaza para la vida de comunidad en cuanto nos absorben.

c2

Hacia las once de la mañana, un poco antes de ir a tomar el café, nos dispusimos a tomar la foto oficial del encuentro que viene a representar la mejor evidencia del “I Encuentro de Superiores”, programado por la CLAPVI.

En la II sesión de la mañana se abordó el tema de la corrección fraterna que  no tiene una estructura concreta pero que se debe hacer visible en nuestras comunidades. Volvimos de nuevo al tema del proyecto comunitario. Este se convierte en una ruta necesaria para caminar; debe ser auténtico, es decir, que muestra lo que somos, lo que realmente hacemos y nos permita hacer la voluntad de Dios en comunidad. Al final de la sesión, algunos cohermanos presentaron los proyectos comunitarios de sus comunidades locales.

c3

Ya en horas de la tarde y después del almuerzo,  nos congregamos para reflexionar sobre el texto bíblico que habla la sobre elección de David como rey y para mirar el proceso de vida del profeta Samuel, quien será guía del pueblo según el corazón de Dios.

En el capítulo 16 del Primer Libro de Samuel se encuentra precisamente su figura,  y este es encontrado por Dios llorando y lamentándose porque el Señor lo ha rechazado como rey de Israel. Pero el Señor le hace entender de muchas formas que él sí es grande porque lo elige para que unja a David como rey. Además le hace entender que las cosas no se hacen según el corazón humano sino según el querer de Dios. Al final, Samuel termina siendo valiente y obediente delante de Dios; reconoce que se había equivocado al pensar  que Saúl era más grande, que podría ser rey. Se concluye que “Autoridad y Obediencia”, es estar en  disposición para hacer la voluntad de Dios, aunque surjan miedos, ya que  Dios escoge a los que no cuentan. Él es el que guía y  acompaña.

c4

A propósito del servicio y la obediencia, nos podemos preguntar ¿es que no hay nadie más que lo pueda hacer?, ¿qué es lo que realmente quiere el Señor? Solamente después de mucho tiempo de ser superiores nos daremos cuenta  que fue el Señor quien nos guío a través de su Espíritu Santo. La experiencia de Samuel nos enseña qué tentaciones se tienen en la vida y la misma experiencia nos enseña que cuando nos ponemos a la escucha de Dios se puede hacer todo según el corazón de Dios. Las elecciones de Dios son siempre generosas. Por esto  debemos encarnar actitudes positivas: dejarnos corregir por los demás, recibir consejos  y estar siempre a la escucha de la voz de Dios. Queda  claro  que por obediencia vinimos a este  lugar y debemos ser fieles y obedientes hasta el final y SEGÚN EL CORAZÓN DE DIOS.

Ser guía no tiene que ver con la grandeza, tiene que ver más bien con la humildad y san Vicente de Paúl se preguntó ¿Cómo es el corazón de Dios? Ah, es un corazón lleno de Amor; es que SUS PALABRAS ERAN DE AMOR, SUS OBRAS ERAN AMOR. Si tuviéramos aunque fuera un poco de este AMOR… permaneceríamos tranquilos, serenos, sin miedos, mucho más obedientes,  aunque la Autoridad Obediente siempre nos conlleve dificultades.

c5

Siempre una buena ACCIÓN DE GRACIAS A DIOS por habernos elegido para este encargo es justa.

Antes de terminar  la jornada,  realizamos un trabajo por grupos teniendo como base el  artículo  “PAPA FRANCISCO, que presenta las conclusiones de la 81 Asamblea de la unión de Superiores Generales realizado en Roma, en mayo 2013. He aquí algunas de estas conclusiones:

  • Es necesario pensar en nuestra espiritualidad sin perder ese horizonte; cuidarla porque a veces estamos más pendientes del hacer que del ser. Es necesario cuidar el aspecto de la oración. El papel de la autoridad es la animación espiritual. El centro del trabajo en las comunidades son las acciones del Espíritu Santo. Y esta animación debe ser carismática, es decir, que todos los miembros respondamos al querer del fundador. Este carisma debe estar vivo y recreado en nuestros ministerios, en los cohermanos.
  • Hay que tener en cuenta la obediencia caritativa. Obedientes hasta el final. No es una obediencia de mala gana, sino en amor y por amor.
  • El tema de la Conversión hay que mantenerlo y reflexionarlo a cada instante como una forma de mantener el sentido misionero. La conversión indica siempre un futuro de esperanza. Siempre es posible vivir como hermanos y que el superior sea siempre servicial; el  perdón será posible siempre. El Reinado de Dios se hace posible en medio de nosotros y con los otros.
  • Revisar a cada instante el trabajo pastoral de las comunidades locales.
  • Es necesario crear el ambiente de disposición para el diálogo.

Ya que mañana Dios mediante estaremos de paseo,  damos por concluido este I Encuentro de Superiores con los respectivos agradecimientos por parte de los participantes y de todos los que tuvieron que ver con su organización: al P. Corpus Delgado, ponente; al P. Fernando Macías,  provincial; al  P. Carlos de la Rivera, superior de la casa y ecónomo provincial; a todos los participantes y al P. José Jair, secretario  de la Conferencia. Gracias y hasta la próxima.