I ENCUENTRO DE “SUPERIORES”

Santiago de Chile 

Lunes 24, primer día 

Crónica

Robinson Silva, C.M

Iniciamos esta jornada en el comedor que adecuaron para este encuentro ya casi con el cien por ciento de los participantes. Después de este momento pasamos al salón de reuniones que también adecuaron para la ocasión y allí el Padre Fernando Macías, Superior Provincial de Chile, dio la bienvenida a todos y agradeció la presencia de cada uno de los participantes, además informa que haría solamente falta un cohermano de su provincia que llegaría a lo largo de la jornada, al mismo tiempo hizo la presentación del Padre Corpus Delgado, quien estará al frente de las ponencias de este encuentro.

encontro1

El Padre Corpus Delgado invitó a todos los participantes a presentarse y con la siguiente pregunta: ¿Qué experiencia tenemos como superiores locales?

  1. Padre Miguel Ángel Páez – Argentina
  2. José Vicente Nacher – Honduras
  3. Mario Yepez Barrientos – Lima
  4. Edison Famanía – Panamá
  5. Luis Carlos de Oliveira – Curitiva
  6. Paulo José de Araujo – Río de Janeiro
  7. Rodis Christiensen – Chile
  8. Rafael Antonio Presidente – Centro América
  9. Sergio Plana – Argentina
  10. José Manuel Delgado – Panamá
  11. Gastón Parada – Chile
  12. Carlos de la Rivera – Chile
  13. Mario Villar – Chile
  14. David Paniagua – Chile
  15. Alejandro Fabres – Chile
  16. Jesús García – Perú
  17. Rafael Buendía – Perú
  18. Miguel ángel Aguilar – América Central
  19. Padre Jair Vélez – Colombia
  20. José Robinson Silva – Colombia
  21. Padre Fernando Macías – Chile
  22. Padre Corpus Delgado – Zaragoza
  23. Hno Hipólito Hidalgo – Chile (Quien llegó en la segunda sesión del encuentro)

El Padre Corpus Delgado abordó el tema: “LO QUE SIGNIFICA LA OBEDIENCIA Y EL SERVICIO DE LA AUTORIDAD” e invita que se piense desde dos aspectos: leyendo algunos párrafos de la Instrucción “El servicio de la Autoridad y la obediencia” de la CIVCSVA (11 de Mayo de 2008) y aportando desde nuestra propia experiencia.

encontro2

Después de hacerse una lectura personal de los párrafos pasamos a dialogar sobre NUESTRA PROPIA COMPRENSIÓN DE LA AUTORIDAD Y LA OBEDIENCIA, además de LOS VALORES CULTURALES DE NUESTRO TIEMPO QUE TIENEN QUE VER CON LA AUTORIDAD Y LA OBEDIENCIA.

Entre las reflexiones que se dieron se puede destacar:

  • La autoridad puede comprenderse como capacidad para ayudar en el crecimiento de los otros y obediencia como la capacidad de aceptar lineamientos necesarios para crecer.
  • Es necesario entender que estas dos no pueden separarse y hay que entender que quien tiene la autoridad también tiene que obedecer. Además éstas tienen que llevarnos a realizarnos felizmente en el medio en que nos movamos.
  • En América Latina estamos a veces marcados no por una autoridad sana sino por un autoritarismo cuando la autoridad debería crear la unidad de la comunidad. En este sentido no se nos puede olvidar que estamos marcados también por nuestra propia historia y es algo que se nos ha ido olvidando.
  • La Palabra de Dios es una pauta necesaria para la comprensión del sentido propio de la autoridad y la misma obediencia.
  • Es necesario conocer a las personas y necesitamos trabajar mucho el espíritu de la verdadera caridad.
  • Por eso es necesario que en las reuniones comunitarias se pregunte más cómo están los cohermanos para que no se conviertan los encuentros en mero funcionalismo. Es importante que en dichos encuentros comunitarios se enfatice el tema del sentido de pertenencia para darle el verdadero sentido a la misión que se nos encomienda.
  • A veces la falla está en la comprensión de la verdadera libertad y recordemos que no podemos ser consumidores de comunidad.

En la siguiente sesión el Padre Corpus Delgado nos hizo un recorrido histórico sobre el surgimiento de la guía práctica de superior local y después habló sobre aquello de que “estoy entre ustedes como el que sirve”, resaltando el hecho de Jesucristo que es siervo. La tarea de servir como Cristo Jesús que es entre otras cosas parte del itinerario propuesto por el Evangelio de Marcos como una forma de entender que el encargo de Superior es un llamado de Dios y que se debe hacer a la manera de Jesús que es Siervo. Solo hay que pedirle al Señor como el ciego: “Señor que vea”.

encontro3

Toda esta reflexión que se hace es para insistir en la mística que debe tener un superior local.

Después el Padre Corpus Delgado ha hablado de los principios fundamentales para asumir la autoridad y la obediencia. Entre ellos: igualdad en los miembros de la Congregación de la Misión; la participación; que es una participación que se hace en una Provincia, en una comunidad local; que cada miembro debe participar de la potestad; el tema de la subsidiaridad; que toda decisión debe ser consultada con las personas implicadas; el principio de la unidad, que todo debe tender al mismo fin para el que nos hemos congregado; el principio de la autonomía; el principio de la información; la creatividad y renovación.

encontro4

Después se dan algunas aclaraciones entorno al tema de las facultades del superior local y sus potestades que ayudan a entender el desempeño que tiene este y que debe tener siempre en el ejercicio de su servicio.

Después del café y el descanso se realizó un taller en grupos en base a una lectura de una carta de San Vicente al Padre Durando. De allí se sacarían algunos rasgos que podrían competir al del superior local. Y al finalizar la jornada se celebró la Eucaristía que fue presidida por el Padre Fernando Macías, superior provincial de la Provincia de Chile y concelebrada por todos los cohermanos participantes en el encuentro.

encontro5

Después de la cena el superior provincial de Chile hizo una invitación a participar de una muestra folclórica y cultural.