CONGREGAZIONE DELLA MISSIONE
CURIA GENERALIZIA

Via dei Capasso, 30 – 00164  ROMA
Tel: +39 06 661 30 61 – Fax:  +39 06 666 38 31 –Email: cmcuria@cmglobal.org

SUPERIOR GENERAL

A todos los miembros de la Congregación de la Misión

Mis muy queridos Cohermanos:

La Gracia del Señor sea siempre con nosotros.

En este mes misionero, deseo que cada uno de los miembros de la Congregación, donde se encuentre, reciba un caluroso saludo.

Los invito a que meditemos unas palabras de San Vicente…, antes de continuar la lectura de esta carta:

“Entreguémonos a Dios, padres, para ir por toda la tierra a llevar su santo evangelio; y en cualquier sitio donde Él nos coloque, sepamos mantener nuestro puesto y nuestras prácticas hasta que quiera su divina voluntad sacarnos de allí. Que no nos arredren las dificultades; se trata de la gloria del Padre eterno y de la eficacia de la palabra y de la pasión de su Hijo. La salvación de los pueblos y nuestra propia salvación, son un beneficio tan grande que merecen cualquier esfuerzo, a cualquier precio que sea; no importa que muramos antes, con tal que muramos con las armas en la mano; seremos entonces más felices, y la compañía no será por ello más pobre, ya que “sanguis martyrum semen est christianorum”. Por un misionero que haya dado su vida por caridad, la bondad de Dios suscitará otros muchos que harán el bien que el primero haya dejado de hacer” (S.V., XI/3, 290).

La Iglesia tradicionalmente celebra en octubre el mes de las misiones; en la Congregación hacemos el llamado a los misioneros para que refuercen nuestras Misiones Internacionales, y otras. Este es un tiempo crítico para la Iglesia; hay persecución a los cristianos en muchas partes del mundo. Y, así mismo, es tiempo rico en acontecimientos eclesiales, como la visita del Papa Francisco a Cuba y a Estados Unidos, con mensajes llenos de esperanza; el sínodo de los obispos, con la reflexión importantísima acerca de la Familia…

La Congregación actualmente vive también acontecimientos importantes: se han realizado, en muchas provincias, las Asambleas Provinciales que nos preparan a la Asamblea General 2016; el proceso de reconfiguración avanza en varias provincias, de Europa especialmente; y de muchas partes del mundo nos llegan llamados misioneros apremiantes, que retan nuestra generosidad apostólica y vicentina.

Deseo en esta carta compartirles una actividad importante programada por la Curia General en este 2015: el “Primer Encuentro de Superiores de las Misiones Internacionales y Provinciales” se realizó del 14 al 18 de septiembre en Roma. Tuvimos representantes tanto de las misiones internacionales, como de las provinciales, exceptuando las Islas Salomón. Durante el Encuentro, compartimos experiencias de cada una de las misiones, reflexionamos en la teología de la misión, y a la vez revisamos y estudiamos el documento de la Ratio Missionis, los Estatutos de las misiones Internacionales y la Guía Práctica del Superior Local.

A la luz del mensaje del papa Francisco para la Jornada Mundial de las Misiones 2015, y en el contexto del Encuentro de Superiores de misiones, quiero compartir tres pensamientos, especialmente con quienes se sienten motivados a recibir el llamado misionero de este año.

1. En su mensaje el Papa nos recuerda, algo que incluso es de nuestro carisma: “la misión es parte de la ‘gramática’ de la fe, es algo imprescindible para aquellos que escuchan la voz del Espíritu que susurra ‘ven’ y ‘vé’. Quien sigue a Cristo se convierte necesariamente en misionero, y sabe que Jesús ‘camina con él, habla con él, respira con él. Percibe a Jesús vivo con él en medio de la tarea misionera’ (Exhort. ap. Evangelii gaudium, 266)”. Nuestras constituciones nos recuerdan claramente que el fin de la Congregación es el seguimiento de Jesucristo evangelizador de los pobres. Por lo tanto, responder al llamado misionero no es solamente el resultado de un anhelo meramente sentimental, hace parte de nuestro carisma.

2. En otra parte de su mensaje el Papa Francisco recuerda: “es urgente volver a proponer el ideal de la misión en su centro: Jesucristo, y en su exigencia: la donación total de sí mismo a la proclamación del Evangelio. No puede haber ninguna concesión sobre esto: quien, por la gracia de Dios, recibe la misión, está llamado a vivir la misión. Para estas personas, el anuncio de Cristo, en las diversas periferias del mundo, se convierte en la manera de vivir el seguimiento de Él y recompensa los muchos esfuerzos y privaciones” (Mens. Papa Francisco para la Jornada mundial de las Misiones 2015). Quien esté llamado en la Congregación a vivir su vida misionera radicalmente, ha de tener una total disposición a donar su vida a Jesucristo en la misión al servicio de quienes viven en situación de pobreza en las periferias existenciales y geográficas.

3. Finalmente, uno de los aspectos que más llamó la atención en el Encuentro de Superiores, fue la capacidad de cada uno de los misioneros de adaptarse a la realidad del sitio donde ha sido enviado, a pesar de no ser parte de su propia realidad. Entran en juego allí, no solamente la capacidad de adaptación, sino también el respeto y la valoración de la cultura del otro, que se demuestra en el aprendizaje de la lengua local y la asimilación de muchos aspectos de la realidad. Esta es una realidad que yo mismo he comprobado en las visitas a cada una de las misiones. Al respecto, en su mensaje el Papa Francisco nos dice: “Hoy, la misión se enfrenta al reto de respetar la necesidad de todos los pueblos de partir de sus propias raíces y de salvaguardar los valores de las respectivas culturas” (Mens. Del papa Francisco para la Jornada mundial de las Misiones 2015).

En la siguiente parte de mi carta, deseo presentar y recordar algunos puntos que en años anteriores he planteado, pero que es muy importante mantener claros: la realidad y las necesidades en las misiones, los criterios para la elección de misioneros, los pasos que deben seguir los misioneros, y la manera como muchos pueden contribuir económicamente al Fondo de Solidaridad Vicenciana.

Este año, serán los mismos Superiores de las Misiones Internacionales quienes hablarán y harán la invitación a responder al llamado misionero. Aprovechando su presencia en el encuentro de misiones y ayudados por la Oficina de Comunicaciones, cada uno de ellos ha hecho su llamamiento misionero; a través de un video que ustedes encontrarán en la página web (www.gospel-joy.org) con mayor información del tema, informes y documentos relativos al encuentro de Superiores de Misiones Internacionales 2015.

Realidad misionera y necesidades

ÁFRICA

• Angola – (2012). Lengua local, y portugués. Trabajo pastoral en parroquia, acompañamiento a las comunidades y a la Familia Vicenciana. Los misioneros que actualmente trabajan allí son Marcos Gumieiro, José Ramírez Martínez, y Jason Christian Soto Herrera. Aceptan más misioneros para ampliar el servicio misionero.

• Benín – (2013). Lengua local, y francés. El ministerio pastoral, asistencia a Hermanas de la Medalla Milagrosa y apoyo a la Familia Vicenciana. Los misioneros que actualmente trabajan allí son Stanislav Deszcz y Rafael Brukarczyk. Hay un misionero en preparación, pero faltan aún más misioneros. Es una misión principalmente apoyada por la Provincia de Polonia.

• Chad – (2012) por COVIAM (Conferencia de Visitadores de África y Madagascar). Lengua local, y francés. Allí se desarrolla trabajo parroquial y de educación en escuelas. Los Cohermanos que trabajan en esa misión son: Roch Alexander Ramilijaona, Onyeachi Sunday Ugwu, y Esigbemi Ambrose Umetietie. Pronto uno de los misioneros será cambiado; llegará uno nuevo, para el servicio de la diócesis. Falta más apoyo.

• Túnez – (2011). Lenguas locales, francés e inglés. Los misioneros realizan labor parroquial y asistencia caritativa con CARITAS y Departamento de Educación de la Diócesis. Quienes trabajan allí son Firmin Mola Mbalo y Narcisse Djerambete Yotobumbeti. Desean un Cohermano más para la comunidad.

Nueva invitación a esta misión: en una carta reciente, el obispo de Túnez, me dice: “Los fieles de la parroquia de Sousse son familias mixtas (islámico-cristianas), pensionados y expatriados, también llegan muchos turistas. Sería importante recibir una parroquia para continuar tendiendo puentes y dialogando con el mundo islámico en servicio a los pobres de ese país. La Iglesia de Túnez está ubicada en la periferia: no es autosuficiente, no existe un seminario para los futuros sacerdotes. Los sacerdotes deben venir de fuera. Los fieles de Túnez son muy particulares, unos 30 mil extranjeros, estudiantes universitarios, trabajadores, expatriados. La mayoría de la población es musulmana, por lo tanto siempre existe un ambiente de sospecha e indiferencia; prejuicios que se trata de cambiar con el testimonio de vida”.

AMÉRICA

• Bolivia, El Alto – (1994). Lengua local y español. Trabajo pastoral con pueblos indígenas originarios; implica ministerio pastoral rural y formación de laicos. Los misioneros que trabajan allí son Aidan Rooney, Cyrille de la Barre De Nanteuil y Diego José Pla Aranda. Piden por lo menos un misionero más….

• Bolivia, Cochabamba – (2009). Lengua local y español. Ministerio pastoral y parroquial. Los misioneros que trabajan allí son David Paniagua, Jorge Manrique Castro, y Luis Miguel Montaño Flores.

Nuevas invitaciones….

• Se abrirá una nueva misión en Beni, Bolivia. Se requiere misioneros…
En una carta que me escribió hace poco Sor Gerarda, Hija de la Caridad, quien ha trabajado por más de 50 años en Bolivia, me comparte…

“…Querido padre Gregorio, llegando casi al final de la Misión de tres misiones con nuestros Cohermanos Vicenciano, estamos muy contentos lo mismo que nuestro obispo. Él espera que esta misión popular sea una anticipación de cosas mejores; dos de los cuatro misioneros han mencionado varias veces que esta ha sido la misión más difícil que han experimentado en los dos años que llevan como equipo misionero itinerante, nuestra gente está encantada y han rogado que regresen. En varias comunidades con lágrimas han despedido a los misioneros. Como equipo de H.C., estamos en momento crítico…”
A esta carta, he respondió a Sor Gerarda que ahora los Cohermanos promueven la misión de Beni y yo apoyo la idea de una misión compartida, en este “Año de la Colaboración de la Familia Vicenciana” entre la C.M., H.C., A.I.C., SS.PP., J.M.V., AMM., Misevi, en fin, todas las Ramas de la Familia.

• Prelatura territorial de Tefé Brasil: La Prelatura de Tefé, ubicada en el corazón de la Amazonia brasileña, siempre fue confiada a la Congregación del Espíritu Santo. Monseñor Fernando Barbosa dos Santos, CM., es el cuarto obispo de Tefé, y primer obispo de la Prelatura no “espiritano”. La Prelatura tiene una superficie de 264,669 kilómetros cuadrados y una población estimada en 237,782 habitantes. Consta de 10 ciudades, hay cerca de 405 comunidades ribereñas y 40 urbanas. Las comunidades indígenas son de 88, en 15 pueblos diferentes, con un total de 8.500 indígenas. Es un territorio misionero, pobre, y necesita más sacerdotes y evangelizadores. El transporte se realiza a través de los ríos, en barcos, con largas horas de viaje, y en condiciones precarias y difíciles. El idioma es el portugués y la lengua local.

• Chile, Punta Arenas – Tierra del Fuego (2013). Lengua oficial: español. Esta misión implica ministerio pastoral en Punta Arenas. Al comienzo del presente año se asumió una parroquia en Tierra del Fuego. Estos misioneros trabajan allí: Ángel Ignacio Garrido Santiago, Pablo Alexis Vargas Ruiz, y Margarito Martínez González. Piden por lo menos un misionero más.

• Anchorage, Alaska – (2014). Lenguas: inglés – español. Los misioneros que trabajan allí sirven a la creciente comunidad hispana que vive en la diócesis de Anchorage. Los misioneros que trabajan allí son Andrew Bellisario, Arnoldo Hernández Rodríguez, Pedro Nel Delgado y se espera la llegada de Jesús Gabriel Medina Claros.

ASIA

• Islas Salomón – (1993). Lenguas: inglés y pidgin. La labor misionera se realiza en la formación de los nuestros, en el Seminario Mayor y en el ministerio parroquial rural. Estos son los misioneros que trabajan allí: José Manjaly, Raúl Eduardo Castro, Gregory Cooney, Varghese Ayyampilly, y Antony Punnoth. En 2016 iniciarán Ricardo Padrhan y Paulus Suparmono. Siempre están necesitando misioneros con capacidad de enseñar filosofía y/o teología.

• Papúa Nueva Guinea – (2003). Lenguas: Inglés y Pidgin. Esta misión comprende varias diócesis. Además del trabajo de formación en el seminario en Port Moresby, los misioneros están comprometidos en parroquias rurales y en un centro de formación cultural misionera. Trabajan allí los misioneros: Homero Marín, Marceliano Oabel, Emmanuel Lapaz, Jacek Tendej, Neil Lams y Joel Bernardo Yco. Y,,en formación continua, Justin Eke.

Necesidades actuales

Además de las necesidades de las Misiones Internacionales necesitamos misioneros para ayudar en Provincias misioneras:

1. Provincia de China: La Provincia de China continúa atendiendo las necesidades pastorales del pueblo de Taiwán y China continental. Los misioneros trabajan en una variedad de ministerios y la lengua es el mandarín.

2. Vice-Provincia de S. Cirilo y S. Metodio: Esta Vice-Provincia ha evolucionado con el apoyo de misioneros extranjeros y ahora está creciendo con misioneros nativos. Han fundado obras caritativas para atender las necesidades materiales y pastorales de los Pobres. Con ministerio en Ucrania, Rusia y Bielorrusia, esta Vice-Provincia acepta complacida misioneros para un ministerio de corta duración, o permanentes. Hay misioneros de África, India y en poco tiempo de Vietnam. La lengua es el ruso.

Llamadas Urgentes…

3. Provincia de Cuba: Aunque está en búsqueda urgente de la reconfiguración con otra provincia, Cuba tiene una carencia seria de personal. Se aceptan misioneros de una corta duración o permanentes. El español es la lengua.

4. Vice-Provincia de Mozambique: Esta Vice-Provincia tiene trabajo con los pobres más necesitados, formación en seminarios, y una misión en Sudáfrica. Sin embargo, todavía dependen de misioneros de otras provincias para continuar sus trabajos. Aceptan complacidos a nuevos miembros. Las lenguas son el portugués y la local. Hay 29 puestos de trabajo pero solo 17 misioneros.

Así como inicié con una reflexión de San Vicente sobre el espíritu misionero, les dejo el siguiente extracto de una conferencia en que se refiere a dos Cohermanos, Nicolás Duperroy y Guillermo Desdames, misioneros en Polonia:

“¿Y qué es lo que han sufrido en aquel país? ¿El hambre? Reina allí por doquier. ¿La peste? La han contraído los dos, y uno de ellos dos veces. ¿La guerra? Se encuentran en medio de los ejércitos y han pasado por manos de los soldados enemigos. En fin, Dios los ha probado de todas las formas. ¡Y nosotros aquí tan tranquilos, sin corazón y sin celo! ¡Vemos como los demás se exponen a los peligros por amor a Dios, y nosotros somos tan tímidos como pollos mojados! ¡Qué miseria! ” (S.V., XI/3, 289).

Su hermano en San Vicente,

G. Gregory Gay, C.M.
Superiore General

Voluntarios para la Misión “ ad gentes ”

Criterios de selección

Las realidades de la vida misionera son un desafío, y casi siempre son muy diferentes a las que se encuentran en la provincia de origen; se requieren algunos criterios para seleccionar a los misioneros que servirán en esos lugares. Sobre la base de los criterios que se exponen a continuación, el voluntario tendrá una entrevista con alguno de los miembros del Consejo General o su representante.

1. Los misioneros deben tener estabilidad emocional. ¡El trabajo misionero es duro! Las relaciones interpersonales con compañeros de trabajo, Cohermanos que también están viviendo una tensión cultural y una ansiedad por su trabajo, aumentan la tensión. Sólo los que son emocionalmente estables deberían hacer un compromiso de largo alcance para misiones de cultura diferente.

Los que trabajan en culturas diferentes a la propia, para ser eficaces, deben aprender otras lenguas, conocer culturas nuevas, y proclamar el mensaje de Dios en contextos terrenales cambiantes.

2. Los misioneros deben ser espiritualmente maduros. Para predicar el evangelio de una manera eficaz, no basta la sola iniciativa y por ende la sola capacidad, pues San Pablo nos lo repite… no somos más que “vasijas de barro”, y debemos demostrar que el “poder eminente” empleado en el ministerio cristiano procede “de Dios y no de nosotros” (2 Cor 4,7). Las misiones son un “trabajo sobrenatural” llevado a cabo en definitiva por el poder de Dios. Por lo tanto, los misioneros deben ser personas que “se arrodillan delante del Padre” (Ef 4,2) en oración. Deben ser personas que viven la Palabra, no sólo para preparar homilías y lecciones, sino para reflexionar acerca de la voluntad de Dios sobre sus propias vidas.

3. Los misioneros deben tener cualidades y formación para construir la Iglesia, educar a cristianos nuevos hasta la madurez y formar líderes de la iglesia y de la nación para un servicio cristiano, teniendo en cuenta las realidades locales. Esas son las tareas esenciales en las misiones. Los misioneros no deben trasladar la cultura de su iglesia de origen a la de la misión, sino que deben trabajar para que los valores evangélicos se implanten en la cultura del lugar en la que sirven.

4. Los misioneros deben tener una motivación pura. Un misionero debe desarrollar una motivación clara y directa para la evangelización, para la misión y el servicio de los pobres, teniendo siempre presente que todo su trabajo es para la gloria de Dios. Los motivos dudosos de lucro personal y de vanagloria harán fracasar siempre el objetivo de la misión.

CARTA DE LLAMAMIENTO A LAS MISIONES 2015

LOS SIGUIENTES PASOS

INFORMACIÓN PARA LOS QUE SE OFRECEN COMO VOLUNTARIOS

1. Después de un tiempo de discernimiento serio, si Usted se siente movido a ofrecerse para la misión, envíe por favor una carta o correo electrónico a Roma antes del 20 de noviembre de 2015, o luego para antes del 20 de febrero de 2016, para que podamos estudiar las peticiones en las reuniones de Consejo de Tempo Forte de diciembre de 2015 y de marzo de 2016.

2. Es muy útil conocer la lengua de antemano, aunque no es absolutamente necesario. Se dará a todos los misioneros un tiempo para familiarizarse con la cultura y con la lengua.

3. Es necesario que el misionero tenga una salud razonablemente buena y la flexibilidad necesaria para inculturarse.

4. Los Cohermanos que se ofrecen para la misión deben informar del hecho al Visitador de su provincia. Luego el Superior General hablará con el Visitador sobre el asunto.

5. Su carta debe proporcionar alguna información sobre su persona, experiencia ministerial, las lenguas que habla y su formación específica. Debe expresar los intereses personales que pueda Usted tener, e indicar incluso la misión a la que le gustaría ser enviado.

6. Aun en el caso de que ya haya escrito otra vez en el pasado, por favor hágalo de nuevo.

7. Si usted no se siente capaz de ir a misiones o no está disponible, se acepta con gratitud su contribución monetaria como signo de su celo por el trabajo misionero de la Congregación. Todos los años muchas provincias que la necesitan buscan ayuda y solicitan un microcrédito de 5.000 dólares o menos del Fondo Vicenciano de Solidaridad. Estas contribuciones las concede el FVS rápidamente con un papeleo mínimo. El FVS informa sobre los magníficos resultados de esas contribuciones en su boletín trimestral (véase: www.famvin.org/vso).

CÓMO HACER UNA CONTRIBUCIÓN AL FONDO DE SOLIDARIDAD VICENCIANA

Contribuciones de casas provinciales y de individuos:

• Cheques únicamente a nombre de:

“Congregazione della Missione”.

El banco no acepta ningún otro nombre. Deben enviarse a:

Econome General
Congregazione della Missione
Via dei Capasso, 30
00164 Roma, Italia

• Otros posibles modos de transferencias deben hablarse con el ecónomo general.

• Indique claramente que las ayudas son para el Fondo de Solidaridad Vicenciana (FVS).

En todos los casos:

• Se informará a los donantes una vez recibida la ayuda. (Si no recibe información en un tiempo razonable, póngase en contacto con nosotros para aclarar la situación).

• Por favor infórmenos cuando haga una transferencia de dinero de la manera detallada arriba.